DE POR VIDA

El amor, dicen, que debe ser como el café. A veces fuerte, a veces dulce. A veces solo y otras, acompañado, pero nunca frío.

Porque en cuanto se enfría, ¿qué nos queda?

Siempre hablamos de derretirnos cuando nos enamoramos de alguien. Esa persona, decimos, es capaz de derretirnos las estalactitas que nos vallan el corazón. Y empiezan a derretirse nuestros complejos, nuestras inseguridades. Se empiezan a caer las espinas de amores anteriores. Daños que cicatrizan y hacen posible que entre alguien de nuevo a tu vida. Pero a día de hoy, creo firmemente que se está perdiendo la magia. Ya no somos tan pacientes. A la mínima de cambio, lo tiramos todo por la borda. Total, siempre habrá Apps que nos puedan salvar de la soledad, aunque sea por un rato.

Pero, ¿nos salvarán para toda la vida?

904234d8f6ddbb5f7d3c35c9f1c95487
Pinterest.

Hemos perdido las citas, esas en las que simplemente nos dedicamos a hablar y hablar. Se ha perdido el amor. Se ha perdido desnudar el alma antes que el cuerpo con tanta tecnología. Ya no queda demasiada gente clara que quiera algo más que un rato entre tus sábanas.

¿Habrá muerto el romanticismo? ¿O se ha pasado a las redes sociales? ¿Quedan amores para toda la vida?

¿Sabíais que los pingüinos eligen a una pareja de por vida? Cuando un macho se enamora de una hembra, éste busca la piedra perfecta para poder regalársela a la hembra. Una vez la encuentra, la deja a su lado, y si ésta la coge, es que su amor es recíproco. Cuando el macho intenta conquistar a la hembra, empieza a emitir unos sonidos que se conocen como “cantos del amor”. La hembra hace lo mismo y cuando ambos se separan, pase el tiempo que pase, siempre se reconocen por esos cantos. Y una vez unidos, unidos para toda la vida quedan.

Y ahí reside la fidelidad en los pingüinos. La fidelidad y el compromiso.

be0a3601b370934e44f9fb08c9fd196d
Pinterest.

Son animales y, en ese aspecto, nos ganan. Desgraciadamente, ya no queda ese amor, y si queda, queda muy poco. Sigo creyendo que sigue existiendo, pero que cuesta que algo sea recíproco y firme. Muchas veces nos comprometemos con algo que realmente no queremos. Como he citado anteriormente, el amor también puede residir en ti. En un compromiso personal contigo mismo. Pero cuando nos comprometemos con alguien, debemos hacerlo al cien por cien. Podemos llegar a hacer mucho daño cuando llevamos a cabo cosas en las que no creemos. Vivimos en sociedad, y como sociedad, debemos respetarnos.

Es cierto que podemos enamorarnos de una persona y pasar momentos mágicos, y un día, podemos levantarnos y no sentir lo mismo. Es cierto. Pasa. Nos pasa. Pero otras veces, lo hacemos por mero aburrimiento, o simplemente, porque debemos estar con alguien. Porque debemos hacerlo. Muchas veces nos estamos engañando solo porque es lo que siempre se ha dicho que tenemos que hacer. Y es algo que no deberíamos dejar que pasara.

Si no estamos enamorados, ¿por qué fingir que sí?

Si un libro no nos gusta, no lo leemos.

Lo mismo tendría que pasar en el amor.

 

f93444128f86fda3d494bc85f0be6e54.jpg
Pinterest.

Los pingüinos se aman de por vida y nosotros,

nosotros jugamos a creer que amamos.

 

Daniel Sánchez.


Sígueme en:

Instagram: https://www.instagram.com/elbauldelasvidas/

Facebook: https://www.facebook.com/elbauldelasvidas/

Anuncios

2 respuestas a “DE POR VIDA

  1. Una entrada para pensar en ¿Por qué jugamos a querer, somos tan dependientes de alguien que necesitamos fingir que alguien nos gusta o nos quiere para encajar?

    La reflexión final y cito “Los pingüinos se aman de por vida y nosotros, nosotros jugamos a creer que amamos”. Pienso en como un pingüino macho enamora a una hembra buscando la piedra perfecta en la playa, para dársela, donde la deja al frente de ella y si la toma significa que estarán juntos toda la vida, a pesar de que los pingüinos son seres sociales, deciden pasar su vida con una sola pareja para toda la vida. Aman como nos gustaría que nos amaran, no fingen, se sienten seguros al lado de ella, a nosotros nos falta a aprender de ellos, nos falta aprender a sentir con el corazón y no con la cabeza.

    Hermosa entrada, gracias por darme las ganas de volver a escribir 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s