CORAZONADAS

Una descorazonada llega a ser un tsunami que arrasa con la población sin piedad. Un tsunami en el corazón que lo deja solitario. Se instala un parásito en ese desierto que ha acabado con las ilusiones y las esperanzas.
Ese tsunami lleno de rechazos, de amores convertidos en desamores, de esos que te destrozan un poquito más el corazón. Ese tsunami son editoriales que no se ponen en contacto contigo cuando quieres convertir un documento PDF en arte. Son trabajos que no llegan, recuerdos que te hacen pensar más de la cuenta. Ese tsunami es la vida arrojando malos momentos en tu esencia.

b67e2330ee98baf9c2e4255efcbb6084
Pinterest.

¿Y sabéis qué? Si todo lo que me está pasando ahora me hubiera pasado el año pasado, os aseguro que el tsunami no solo hubiera arrasado con todo lo que mi corazón es capaz de acumular -que a veces, pienso que es demasiado-, sino que se hubiera llevado mi corazón literalmente. Me hubiera despojado de todo lo que me hace estar en movimiento emocional y físicamente, de lo que me hace escribir sin parar, llorar a mares y reír a carcajadas. Me hubiera despojado de mis sentimientos, que es lo que más aprecio en este tsunami lleno de injusticias, de tristeza, de felicidad y de amor.

Y en este momento de mi vida, hay tanto que ha cambiado. En todos los sentidos, y en mi interior sobre todo. El año anterior ha sido tan enriquecedor, que ahora pienso en todos lo problemas que podría tener y no tengo, y lo agradezco. Me he liberado de tanto egoísmo y aunque me jode que todo no salga como quería, sonrío y sonrío de verdad, porque todo llega, y quizá tarde, y mucho, pero llegará. Y aunque no todo esté en orden, aquí estoy queriéndome más que nunca. Y es que se puede soñar a pasos agigantados y esos sueños nos despiertan impaciencia, pero hay que saber que debemos esperar por mucho que esa impaciencia esté saltando en nuestro interior.

33cb15f2062f24b21cd0035a875e842c
Pinterest.

Y se podrá pensar que no tienes talento, que no sirves para nada, que tus manuscritos no tendrán que ver la luz. Se podrá no tener mucho dinero, se tendrá que seguir estudiando y que seguir escribiendo y mandando esas letras cargadas de emociones a más editoriales. La vida podrá ser injusta, pero mira alrededor y mira el mundo en el que vivimos… ¿De verdad vamos a venirnos al suelo por problemas tan superficiales cuando la sociedad en la que vivimos está cada vez peor? Es cierto que siempre miramos más por nosotros, es inevitable y pensamos en cómo sacar nuestro proyectos adelante y cómo podemos llegar a más gente. Yo también lo hago y a veces me desmorono al pensar en que mis proyectos están estancados o que no me lee mucha gente, pero a aquellos que me leen, GRACIAS. De verdad, ayudáis a que todo esto siga con la misma ilusión con la que casi tres años abría este espacio. Y a pesar de no haber tenido el éxito que quería, esto es una de las cosas que mejor me hacen sentir en la vida. Y gracias a esto, he podido ver una transformación en mi personalidad y por consecuente, en mis letras. Esto es lo que de verdad me ha ayudado a saltar la vacío, a volverme valiente y más feliz. Esto es lo que en realidad me ha ayudado a ser quien soy ahora y a crecer como persona.

Y todo ello es gracias a la ilusión que tras cada tsunami, vuelve más fuerte que nunca. Hace unos días, hablaba con La chica de los jueves y me dijo que todo saldrá con ilusión, y que a nosotros, de eso nos sobra. Qué razón tiene.

Pero me da coraje que nos desmoronemos cuando algo no sale como esperábamos y que nos cueste tanto ser felices. Me enfada que la felicidad de algo extraordinario dure tan poco y que la infelicidad por la frustración se alargue sin medida. Yo he aprendido a cortar de raíz aquello que me quita la sonrisa en los días de verano, el calor en invierno y la ilusión de mi corazón. He aprendido a decir que va a salir bien sea lo que sea. Y por eso llevo siempre la ilusión al viento, los ojos con brillos, el corazón ensanchado y punzando todo el rato y la sonrisa en cada acción que hago.

77c0b91272e7f43e0bd6f0b9735e204e
PInterest.

 

Y como diría Fredi Leis:

“Disparo al aire, te veo en la caída.

Olvida el talento que apunta maneras”.

Esa caída que tanto conocemos los soñadores. Nos vemos en ella todos. Nos vemos intentándolo una, y otra y otra vez. Todas las que hagan falta. Volveremos a cumplir los sueños; hoy, mañana o cuando estemos preparados. Habrá gente que lleve mucha ventaja, pero alégrate por ellos. Ellos son la prueba de que los sueños pueden llegar a hacerse realidad, y los tuyos, también.

Y sí, nos descorazona que quizá, tras tantos intentos, sigamos sin conseguir aquello que deseamos, por eso hay que hacer todo lo que sintamos en cada momento. Si tienes una corazonada en cualquier momento de tu vida, síguela hasta el final. Que es mejor arrepentirse de aquello que hiciste a aquello que no por miedo a intentarlo. En esta vida hay que arriesgar a riesgo de perder. Hay que sentir todos los días, reír cada minuto y querer con el corazón ancho.

Mis soñadores bonitos,
que nada os impida seguir soñando.

73a4d772e0bbe9e23332450738ca077e
Pinterest.

 

Daniel Sánchez.


Sígueme en:

Instagram: https://www.instagram.com/elbauldelasvidas/

Facebook: https://www.facebook.com/elbauldelasvidas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s