NUESTRA LENGUA UNIVERSAL

Un día, una muy buena profesora, me dijo que aprender un idioma era lo más desagradecido que había. Y tenía razón. Para aprender un idioma, debemos activar varias competencias lingüísticas para poder conseguir la fluidez necesaria y dominarla. Pero cuidado, estas competencias no suelen ir a la par. Esto es como una carrera en la que los atletas mantienen su propio ritmo; cada uno va a una distancia diferente, a un ritmo diferente. Avanzarás un paso en muchos días, pero si decides tomarte un break del aprendizaje de esa lengua, retrocederás muchos pasos en un día. En estos años de carrera, he aprendido que la comunicación verbal es muy importante, que saber expresarse es fundamental. Que se crean malentendidos por no expresarnos como deberíamos. Que en cada cultura, todo es diferente.

¿Pero qué pasa cuando decimos algo y ese algo no se corresponde con nuestras expresiones corporales? ¿No nos quedamos confundidos?

fcbff80e460d19cb22667d03cdcc4556.jpg
Pinterest.

Y es que también he aprendido que el lenguaje corporal es también muy importante y, a veces, incluso más que el verbal. ¿Sabéis cuántos gestos acompañamos a nuestras palabras? ¿Cuántas expresiones faciales realizamos cuando hablamos? Nuestras manos, nuestra mirada, nuestra boca, nuestras risas, nuestras caras de asco, nuestro cuerpo de cabeza a pies.

Ayer, hice una sustitución de una profesora en la academia donde realicé mis prácticas hará ya unos meses. Ese día había tenido examen, me había levantado a las seis de la mañana y en cuanto comí, tuve que irme a dar las clases.

Tuve varios grupos y uno de ellos me llamó la atención. Esos niños saben que en clase de inglés no se debe hablar español, que deben intentar expresarse en inglés, no importa cómo lo hagan al principio porque se trata de aprender poco a poco y de que asocien conceptos e intenten decir, aunque sea, palabras sueltas en inglés. Después de hacer unas tareas, jugamos a un juego donde cada grupo disponía de un cartón con un plato diferente. Los alumnos tenían que coger unas fichas e ir completando los ingredientes correspondientes a su plato de comida. Cuando cogían una pieza con un ingrediente tenían que decir su palabra correspondiente en inglés. Si coincidía con uno de su plato, se lo quedaban. Pues cuando llevábamos ya un rato jugando, no recuerdo bien qué pasó en ese momento, que una alumna cogió una ficha y no pertenecía a su plato sino a uno de los contrincantes. Y entonces, no sé qué hizo, algo así como: “Es de tu plato y la tengo yo, jódete”. Y todo el mundo empezó a reírse. Sin soltar una palabra, todo el mundo entendió lo que la niña quería decir y consiguió que todos nos riéramos a carcajada limpia.

Y entonces me inspiró para escribir este post. Para reflexionar sobre algo que se conoce como la lengua universal. El lenguaje corporal. Y bueno, en realidad no es universal, universal, pues he aprendido que cada cultura no es ya un país diferente, sino un mundo entero. Un gesto que puede estar bien visto aquí, en otro sitio puede ser un “oh my God, are you crazy?” y llevarte un tortazo. Que todo cambia, hasta los gestos. Que aprender una idioma ya no es involucrarte lingüísticamente sino culturalmente. Desde la forma de ver las cosas hasta los gestos de dicha cultura. De la distancia que cada persona mantiene con el receptor, del tono de voz, de ¿te doy dos besos o la mano?

De saber si la broma que vas a contar es adecuada para esa cultura o no. Pero a mí me gusta llamarlo universal, dejando al margen esas diferencias, porque todos somos capaces de hacer gestos, de comunicarnos solo con miradas. De gritar en silencio: “¡Cállate y bésame!” De despertar mariposas con una sonrisa, de guiñar un ojo para acalorar a alguien. Todos somos capaces de hacer esos gestos que todos conocemos, que provocan efectos y a veces, respuestas. Y es que a veces, soltamos el stream of consciousness, es decir, soltamos una verborrea sin sentido. Y venga a hablar intentando explicar algo a lo que no estamos dando una salida porque vamos en círculos. Y claro, nos mareamos y nos cansamos. Nos frustramos.

Dicen que “la belleza está en los ojos del que mira”. Es decir, el concepto de belleza está en los ojos de cada persona. Una persona pensará que esto es bonito, pero otra dirá que no. Lo mismo pasa con las personas. Y es que pienso que la belleza sí está en los ojos del que mira porque tú te enamoras de algo que va más allá de una cara y un cuerpo; tú te enamoras de cómo es esa persona, cómo se mueve. Qué gestos hace e incluso a veces, te ves a ti mismo haciendo esos gestos. Y qué bonito es mantener esa complicidad.

f8ff454a6b768642c7d4947e9c80d002
Pinterest.

Y digo todo esto porque para demostrar que vemos bello a alguien nos complicamos con palabras y nos enredamos en ellas. Que hay que demostrar con hechos y no con palabras. Que, como he dicho antes, a veces el lenguaje corporal es mucho más importante. Que nuestras miradas pueden transmitir miles de sentimientos, que las sonrisas varían de nuestro estado de ánimo, que sacar el dedo significa mandar a la mierda, pero que si va con una sonrisa sincera no hay que tomárselo al pie del gesto de la letra. Que estos gestos son universales. Que compartimos una lengua universal con el mundo entero. Que, en ese sentido no hay barreras que nos separen y que si las hay, ahí estamos para enseñar y aprender y derribar las barreras culturales. Para enriquecernos y enriquecer.

Que los besos los entiende todo el mundo. Que amar es mundial. Que las palabras no demuestran sentimientos. Que el brillo de la mirada es universal. Que los besos son universales. Que a veces hablamos demasiado, y lo único que queremos es que nos callen con un beso. De esa forma, podemos apoderarnos de las sensaciones y que las palabras se sustituyan por gestos. Que los cuerpos se complementen y el silencio se haga visible. Al igual que el dolor se nota por poner mala cara o retorcerte, el amor también. Que todo se triplica cuando tus ojos son testigos de esos sentimientos corriendo por los estímulos nerviosos de alguien. Dicen que el dolor, en silencio se siente más. Quizá pase lo mismo con el amor. 

ad5dd0ff3f1e148a78619345070f6165.jpg
Pinterest.

-S.D.


Sígueme en:

https://twitter.com/Daniels204

https://www.facebook.com/elbauldelasvidas2

https://www.instagram.com/elbauldelasvidas

Anuncios

6 thoughts on “NUESTRA LENGUA UNIVERSAL

  1. En el curso que estoy haciendo de coaching e inteligencia emocional, hemos estudiado lenguaje no verbal, y es increíble la información que transmitimos sin necesidad de palabras. Tiene más poder que las mismas palabras. Gracias por hacer referencia a un tema tan universal y cierto.

    ¡Un beso enorme Dani!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s