ILUSIÓN

Todo el mundo piensa. Sí, todo el mundo, aunque cueste creerlo. Hasta yo. Pero, ¿en qué pensamos?  Y todos, absolutamente todos, deberíamos hacernos esta pregunta: “¿En qué pensamos antes de irnos a dormir?”  Porque yo sé exactamente lo que pienso. Y es que las noches, a veces, son nuestras peores enemigas con la que liberamos una batalla durante horas hasta que el sol comienza a salir.

4bf55afa1be89dd73ee9f5db847ef2b7

Esas noches llegan pronto y se van tarde. Como un ruido molesto. Pensamos en aquello que tenemos que hacer o dejar de hacer, en situaciones que aún no han pasado y quizá, nunca pasarán. En esas noches nos ponemos en lo peor. En el lado oscuro. En aquello que no decimos en voz alta. Pensamos en personas que se fueron, pero que en nuestra cabeza, nunca se fueron del todo. Pensamos en todo aquello que ha sucedido a lo largo del día y en todo lo que va a suceder mañana. Y es que nuestra mente es lo más poderoso que tenemos. Y por esa misma razón, nos provoca miles de sentimientos y pensamientos. Porque es poder. Y en muchas ocasiones, la mente nos controla. Porque va a mil por hora, y nos hace ir a nosotros a mil por hora también. A veces, las cosas suceden y ya está. Y no hay consuelo que valga ni palabras ni caricias ni miradas de complicidad. A veces, no hay mensajes kilométricos que te ocupan toda la pantalla del móvil con miles de emoticonos. A veces, todo se rompe, y tú también.
cd9fab2b651c4b861b285ff897938173

Porque en algún momento de nuestra vida, todos nos rompemos. Lo peor de todo es la incertidumbre, el no saber por qué ha pasado esto o por qué ha pasado lo otro. Y te rompes la cabeza intentando encontrar alguna solución o alguna explicación sin éxito alguno. Porque puedes pasar del top ten de felicidad al escalón más bajo de ésta. Y aun siguiendo en el peldaño más bajo, siguen ocurriendo cosas que hacen que bajes a menos cero. Y realmente no conocemos el frío hasta que nos encontramos a menos cero y bajando… Porque ahí es cuando te vuelves azul y todo se vuelve un tanto oscuro y borroso. Las agujas del reloj parecen no moverse y los días pasan lentos. Y empiezas a hacer las cosas de una manera automática. Dejas un poco de lado todo aquello que te importa y lo peor, es que te dejas a ti también. En definitiva, no ves salida a todo lo que te está ocurriendo en tan poco tiempo, se convierte en un mundo. Un mundo que te absorbe.69951f721eda85e660321b1e99ca7793

Pero es que un día te empiezas a replantear muchas cosas, y te ves y empiezas a preguntarte dónde está el chico que le gustaba peinarse, sonreír, arreglarse, verse bien y caminar dando saltos. Empiezas a preguntarte el porqué de unas ojeras tan marcadas.  Por qué deja de peinarse uno y por qué coge lo primero que ve por el escritorio de su habitación para echarse encima. Por qué se acaban las ganas de salir y prefiere quedarse en casa. ¿Por qué se va la ilusión?

La ilusión se va por nuestro desánimo. A veces simplemente necesitamos descansar, ordenar pensamientos y encarrilar nuevos proyectos. Las cosas pueden seguir saliendo mal, pero ¿de qué sirve darle vueltas a algo que no está en tu mano? Lo único que consigues es desanimarte aun más matando la ilusión. La poca que quedaba.

Esa ilusión que tanto me caracterizaba de pequeño por las cosas, fueran las que fueren, y aunque fueran pequeñas, con los años ha ido perdiendo su fuerza. Pero no por los años, sino por las circunstancias y algunos hechos. Y a pesar de que puede resultar una etapa dura y unos meses raros, quiero deciros que la ilusión sigue ahí, en nuestro interior… La ilusión por cumplir años, por reunirte con la familia, por abrir regalos y romper papeles, por la navidad, por las copas con los amigos, por explotar burbujitas de papel, por sonreír, por vivir… Porque todos guardamos la ilusión de cosas que hacíamos y que nos hacían feliz en nuestra infancia. Y eso, eso también se vuelve nuestro mundo. Y ese mundo, aunque lo veamos más breve que las cosas malas, es más inmenso que el mundo negativo, deja más huella y ayuda a paliar el dolor de los problemas. Os lo aseguro yo, que estoy recuperando eso que llamamos ilusión. Porque es cierto que a veces nos ahogamos en un vaso de agua y le damos más importancia a las cosas de las que en realidad tienen en vez de pararnos a respirar y pensar de una manera razonada. c940206f86f184197182d92b3c4eb309.jpgPero si conseguimos mantener esa ilusión visible aunque sea un poco, podremos afrontar mejor los problemas. Porque bien dicen que todo pasa por algo. No sé si estoy de acuerdo con esta frase, pero si es verdad, pensad que si algo ha pasado es porque otra cosa nos está esperando; a la vuelta de la esquina, a cien kilómetros a la redonda o en Lima. Pero nos está esperando, y cuando alcancemos todas esas cosas que con nuestras manos convertiremos en logros, encontraremos la explicación a todo aquello que nos quitaba el sueño. Y veremos que no era tan importante como lo fue en unas de esas noches contra las que nos enfrentamos en duelo. A veces no somos conscientes de que hay problemas peores de los que solemos tener nosotros ahí fuera porque nos obcecamos demasiado en los nuestros… Por eso hay que seguir manteniendo la ilusión, la sonrisa y las ganas por la vida. 

b0e0957b240d647e42b24c84f8a903d6

-S.D.


Sígueme en:

https://twitter.com/ElBalDeLasVid2

https://www.facebook.com/elbauldelasvidas2

https://www.instagram.com/elbauldelasvidas

Anuncios

5 thoughts on “ILUSIÓN

  1. Es inevitable romperse la cabeza, romperse y recomponerse, somos así. Yo también creo que todo ocurre por algo y que después de lo malo siempre hay algo bueno esperándonos a la vuelta de la esquina, por eso no hay que perder la ilusión, hay que mantenerla siempre para mantenernos a nosotros.

    Buena reflexión 🙂

    Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, lo difícil es aprender a disfrutar de lo bueno y sacar una lección de lo malo. A veces vienen las cosas y nos ahogamos porque no sabemos cómo llevar la situación, pero el tiempo pasa y con él, los problemas van perdiendo su importancia poco a poco. ¡Muchas gracias por leer y comentar! De verdad, gracias. ¡Felices fiestas! Un besazo 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s