EL (NO) TEMIDO FIN DE SEMANA

El otro día me daba un no-sé-qué que qué-sé-yo quedarme en casa. Era viernes y acostumbrarse es malo. Sí, está bien cuando a lo que te acostumbras sigue estando, pero cuando no…Y es que te acostumbras a salir con amigos, con la familia o con tu “pareja” (o eso que llega, se queda un rato y se va). Entonces todo está bien porque los planes se te acumulan en tu agenda e intentas cuadrarlos para ver a tus amigos, a tu familia y a eso que viene y se va.

239685fb40049038d237c85d5213ffdc

El caso es cuando llega un viernes (y vaya viernes…) en el que no tienes planes. Tus amigos parecen que hayan hecho un complot para quedarse en casa bajo mantas, tu familia está cansada y dice que no sale, y tu pareja (que no ha sido nunca pareja sino eso que llega y se va) pues se ha ido. Entonces llega el temido fin de semana en el que te quedas en casa. Y eso ocurre siempre que lo dejas con alguien. Y no va a ser ni la primera ni la última vez que me (nos) va a pasar. Y empiezas a pensar que qué haces un viernes en casa metido si hace un par de semanas salías jueves, viernes, sábado y domingo. Eras feliz, sonreías y te ibas de cena. Luego tomabas algo y dabas largos paseos. Otro día te ibas con tus amigos, te emborrachabas, bailabas y te ibas a casa más a gusto que un arbusto. Hasta que llega, sí, el temido fin de semana. Ese en el que parece que la casa se te vaya a caer encima. Ese en el que a las seis ya es de noche y no tienes plan ni lo vas a tener. Ese en el que a las seis de la tarde sigues en pijama y sin peinar. Ese en el que no paras de mirar el móvil esperando un: “Eh, ¿hacemos algo?” Y poder decir que sí, que no tenías pensado salir porque estabas ajetreadísimo haciendo cosas súper importantes, pero la verdad es que estabas enrollado con la manta viendo el marujeo de las tardes.

15

Sin embargo, a medida que voy escribiendo esto, me está sonando apetecible quedarme en casa, o al menos, intento convencerme de que no va a ser tan malo como creo. Pedirme algo de cenar. Algo con grasa y que engorde. Como antes. Como antes de todo. Antes de que empezaran a entrar personas en mi vida. Y me está sonando apetecible enfundarme mi bata, ponerme Friends y hasta otro día. Y luego coger algo de chocolate como postre. (Ventajas del no engordar, oye).

22b7d0c3843414ac948de91ff821efa6

Y no es que quiera salir y hacer algo especial. No quiero irme a una terraza a pasar frío ni salir de fiesta porque este viernes no tengo yo el cuerpo para fiestas. Ni el ánimo. Y ya sabemos qué pasa cuando sales con el ánimo bajo… O quizá el ánimo de este viernes sea el idóneo para ponerte tus mejores galas e ingerir todo el alcohol que puedas. Aun así, sólo espero un plan con alguien. Y sí, quiero un plan con eso que llegó y se fue. Que dicen que lo breve si bueno, dos veces bueno. Y yo espero el segundo breve y el cuarto bueno. 

b7005436c3707389de54ee1523342087

Que cada día hacemos las cosas más difíciles y cuesta más entender ciertas situaciones. Porque últimamente me estoy quedando a cuadros. Pero de esos cuadros llenos de rayas. De esos que parecen más rombos que cuadrados. Pero es que me da igual. Me quedaría a cuadros como cien veces más. Y no sé porqué, pero es así. Porque sé que si una puerta se cierra, otra se abre. Y es verdad. Es cierto. Os lo digo yo. Pero el problema es cuánto va a tardar en cerrarse esa otra puerta y en abrirse esa otra… ¿Mucho? ¿Poco? ¿Nunca?

Nunca lo sabremos si en vez de coger la otra puerta decidimos quedarnos en la habitación sin hacer nada. Porque las puertas tienen un límite de espera, porque olvidar cuesta, porque la gente se cansa y otra ni lo intenta. Porque todos tenemos un reloj que nos dice: “Se ha acabado. Sigue tu camino”. Y lo haces. Lo haces aunque tu camino sea una noche de series en tu casa con tu mascota. Porque la paciencia se te ha acabado y con ella, la tormenta. Ahora empieza la calma.

bb3722a8c3a45a0d85b1ea28e51a87fa

Aunque a ese viernes se le puede poner cualquier otro adjetivo que no sea calmado. Porque aunque me contradigo diciendo que no tenía el cuerpo para fiesta (y era verdad) y mi ánimo no es que mejorara en una hora, me apetecía comerme el mundo esa noche (después de la bajada viene la subida). Y es que al final esa noche de viernes, brindé con cervezas todos los males emocionales que arrastraba. Brindé por la contractura de mi cuello que llevaba desde por la mañana. Y es que los viernes en casa se está bien, pero los viernes con cerveza (yo no bebía cerveza) y una buena amiga son mejores. Porque en esas noches en las que vas de cerveza en cerveza, ahogas penas, compartes risas y lágrimas. En esas noches cantas a pleno pulmón, bailas como si no fuera a haber mañana y bebes como un descosido.

210461

Porque somos jóvenes una vez en la vida, porque habrá tiempo de lamentarse, de estar con la manta cual abuelo. Habrá mañanas resacosas en las que nos arrastraremos cual reptiles. Pero los momentos de penas, alegrías, de sonrisas y lágrimas, de alcohol y de una terraza llena de gente divirtiéndose. Eso no tiene precio. Y eso no lo cambio por nada. Porque al final, sólo quedan recuerdos, y esos recuerdos son los que quiero tener en mi mente cuando eche una mirada atrás hacia mi pasado. Porque me he cansado de desperdiciar el tiempo y de no disfrutarlo. Y no digo que no se disfrute en casa, que soy partidario de las casas, de las series y de la comida, pero no cuando te hace sentir prisionero. Hay épocas para todo. Y es que quedarse en casa un viernes por la noche… Bueno, ya habrá tiempo para eso. Porque siempre habrá gente que te sacará cuando tú busques enjaularte, y lo que de verdad necesites sea bailar como si el mundo se acabara esa misma noche y necesitaras sentir cada nota musical recorriendo cada nervio de tu cuerpo.

Minuto 1:10

-S.D.

Anuncios

2 thoughts on “EL (NO) TEMIDO FIN DE SEMANA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s